jueves, 20 de agosto de 2009

RELATO DE URDUNE.

Pero qué tío más borde, soso y rancio.

No recuerdo el primer día que le vi, pero esa era la impresión que me daba al principio de conocerle. Claro que él podría pensar lo propio de una niñata como yo, que entonces era muy joven... pero caramba, ¡él ya estaba calvo! No te fastidia...

Y bueno, cuando terminó aquel verano encontré trabajo en otro sitio, eso ya te lo conté lo de la promotora, pero por casualidades o capricho del destino unos años más tarde volvimos a coincidir. Y qué cruz, chica. Yo decía, míralo de chulillo de gimnasio antifumador y demás, pero seguro que la mitad es mentira y no es más que un cuentista.

Pero fíjate que con el tiempo nos hemos ido llevando bien, dentro de lo borde el tío derrocha tanto ingenio que desde que se abrió el blog hasta hoy tiene incluso club de fans y nosecuantos premios, y parece que es el mismo de siempre. Pero tenemos a veces un humor parecido y una amistad muy bizarra. La verdad es que tenemos ratos muy buenos.

Nena, se me acaba la batería, cuando llegue te llamo, chaoooo

6 comentarios:

Calvarian dijo...

No me extraña que no recuerdes el primer día que me vista jajaja. Les pasa a todas. Borde, soso y rancio...jejeje supongo que es la impresión que doy a primera vista...profundizando empeora jajaja
Genial!!!!!Bésix

Menda. dijo...

Esto se pone competitivo al 100 %, ajjajajaja. Qué buenos relatos, coñe....

alma máter dijo...

jajaja.. borde, soso, rancio... jajaja.... pero las palabras no eran. ingenio, fumador amistad????...

Me ha encantado!!!

Soñadora dijo...

Cuanto cariño desprende este relato! jajaja
Felicitaciones!

Estela dijo...

Josu!!!! esto esta muy reñido...te ha quedado muy bien ni soso ni rancio...jejeje.

Un abrazo!!!

isagar dijo...

urdu, me ha gustado mucho tu relato, es real, a luis hay que conocerlo para tomarle cariño,no es el tipico musculitos sin cerebro, yo tambien paso buenos ratos con el y me rio un monton.