martes, 18 de agosto de 2009

RELATO DE BLUE MOON.

Aquel pequeño indeciso al fin salió al mundo exterior. Fue creciendo, al mismo tiempo que su moreno cabello, en un poblado palentino que a muchos les podría parecer perfecto. Pasada su adolescencia, su pelo fue abandonándolo poco a poco, hasta convertirlo en un calvo joven. Años más tarde, con la ayuda de la inspiración creada por sus largos paseos por la ciudad levantina donde residía, su despejada cabeza comenzó a agudizar su ingenio y le fue dictando historias bien narradas que plasmaba en la pantalla de su ordenador portátil y compartía con sus más fieles seguidores bloggeros; con alguno de ellos, podría decirse que incluso mantenía una relación de amistad a distancia. Y así fue como el “aparentemente esquinado”, bajo el pseudónimo de Calvarian, consiguió ser protagonista de, posiblemente, el primer club de fans bloggero de la historia, cuyo logo está algo lejos de la realidad porque, como buen cuentista, colgó en su perfil una foto suya con un puro entre su mano y su boca, pensándose que a las féminas les atraían los solteros fumadores de habanos.

3 comentarios:

Calvarian dijo...

jajaja Que resumen novelado de mi vida. Bueno es que la cuñaaaaaaaaaa tiene más datos jeje. Lo del puro...no es así...es que no tengo otra foto de mi melón...además me hizo gracia como quedó y dicho sea de paso lo bueno que estaba el cohiba...por Diosssssss
Para celebrar lo bien que te ha quedado el relato...podías pagarte 4 pintas jajaja. Bésix y gracias por supuesto.

Soñadora dijo...

Bluemoon, el tuyo es el que más credibilidad tiene! jejeje, conoces en vivo y directo al susodicho!
Besitos,

espronceda dijo...

hadaluna: La iniciativa fue preciosa mientras duró. Lástima que se te hayan acabado las fuerzas.
Puede ser que el adiós momentaneo del maestro haya influido.

Un beso